Alimentarse, no significa comer sólo para sobrevivir o saciar el hambre sino en hacer una buena elección de alimentos que nutran a nuestro organismo de una manera óptima con el fin de tener una vida saludable y prevenir enfermedades.

Para saber que tan buena o mala es tu alimentación sigue está recomendaciones:

Haz un análisis de qué acostumbras comer y beber.
Tómate el tiempo de analizar todos los alimentos y todas las bebidas que consumes durante un día normal, recuerda la cantidad y la frecuencia con la que los incluyes a tu dieta.

Revisa qué te aportan los alimentos y las bebidas.
Después de analizar tu dieta habitual, identifica qué te aportan esos alimentos y clasifícalos dependiendo de cuáles consideras saludables y no saludables.

Sigue las recomendaciones.
Conoce las guías de referencias para saber las recomendaciones ideales para alimentos y bebidas en una dieta habitual. El plato del buen comer y la jarra del buen beber, te pueden orientar porque son sencillas y fáciles de entender.        Te van a ayudar a comparar lo que consumes actualmente con las recomendaciones.

Es importante ser responsable de tu nutrición, demuestra el interés que tienes por cuidar tu cuerpo y tu salud.

 

LNB. Tania Rivera Fibela