Para tener un estilo de vida saludable, implica comenzar a realizar acciones y cambios positivos a nuestra rutina diaria con la finalidad de mejorar nuestra calidad de vida. Les compartimos sencillos consejos que pueden incluir en su vida diaria, pequeños cambios hacen la gran diferencia.
Mídete.
El primer paso que debes dar es medirte regularmente, pésate para que lleves un registro, también medir la circunferencia de cintura y cadera puede ser de gran utilidad también.

Toma agua simple.
Durante todo el día debes de mantenerte bien hidratado con agua natural. Elige un termo o un vaso para que sepas cuanta agua tomas durante el día.

Respeta horarios de comida.
No te saltes ningún tiempo de comida, ponte horarios para realizar el desayuno, comida y cena. Saltarse una comida o hacer ayunos provoca el aumento de peso, debido a que el organismo se vuelve ahorrador y tiende a almacenar grasa.

Lleva una lista al supermercado.
Planea las comidas durante la semana y realiza una lista de los alimentos que necesitas comprar, así evitarás llevar alimentos extras a tu casa que no es recomendable consumir. No realices compras si tienes hambre.

Actívate.
Realiza alguna actividad física o si tienes una vida muy sedentaria incluye actividades ligeras como salir a caminar, pasear a tu perro, llevar a los niños al parque, deja tu carro estacionado más lejos de tu destino, elige subir las escaleras en lugar de utilizar el elevador o las escaleras eléctricas.

Puedes  incluir poco a poco uno de nuestros tips a tu rutina diaria, no te desesperes y sé paciente. Tener una vida saludable es un estilo de vida y se necesita de constancia.

 

LNB. Tania Rivera Fibela